Felicitación navideña de Rafael Díaz-Salazar

Felicitación navideña de Rafael Díaz-Salazar

Rafael Díaz-Salazar, veterano colaborador de Iglesia Viva (ver sus artículos) nos envía esta felicitación:

Queridas amigas y amigos: Os deseo una Feliz Navidad. En la imagen y la poesía podréis ver el mensaje que os mando. Intentemos en nuestros ambientes que la Navidad no sea muy “robada”Celso Emilio Ferreiro, el gran poeta gallego, nos avisa. Un abrazo

 

FELIZ NAVIDAD-HOAC

 

    BELÉN  AÑO CERO

    Junté el viento frío con la aguanieve,
    junté la noche negra con la helada,
    y vi un niño desnudo en un pesebre.

    Qué misterio más hondo, qué aventura:
    El niño no quería
    gozar de otros hermanos, ni de otra ayuda

    Por algo estaba allí, por algo estaba
    tan lejos de la riqueza agasajadora,
    tan cerca de la pobreza desolada.

    Por algo los pastorcitos se acercaron.
    Y si el viento pasó tan paso a paso
    cantando suavemente, fue por algo.

    Por algo era María una artesana,
    cuando podía ser si quisiera,
    primera dama, esposa principal.

    Por algo era José un carpintero
    de fuertes, recias manos encanecidas
    en la garlopa, en el escoplo y en el martillo.

    Junté a todos los huérfanos en una sola cuna,
    junté las injusticias con los ultrajes
    y los puse de ofrenda en un pesebre.

    ¿Quién fue el que robó mi presente?

    Celso Emilio Ferreiro, Viaje al país de los enanos (1968)

     

     

    [Y a continuación podemos gozar la versión original en gallego, gracias a la colaboración de Andrés Torres Queiruga:

    “Xuntei o vento frío coa auganeve,
    xuntei a noite negra coa xeada,
    e vin un Neno espido nun pesebre.

    Que misterio máis fondo, que aventura!:
    O Neno non quería
    gozar doutros irmáns, nin doutra axuda.

    Por algo estaba alí, por algo estaba
    tan lonxe da riqueza gasalleira,
    tan preto da pobreza desolada.

    Por algo os pastoriños se achegaron.
    E se o vento pasou tan paseniño
    cantando suavemente, foi por algo.

    Por algo era María unha artesá,
    cando podía ser, se ela quixese,
    primeira dama, esposa principal.

    Por algo era Xosé un carpinteiro
    de fortes, rexas mans encalecidas
    na garlopa, na trencha e no martelo.

    Xuntei tódolos orfos nun só berce,
    xuntei as inxustizas coas aldraxes
    e púxenas de ofrenda nun pesebre.

    Quen foi o que roubou o meu presente?]

 

 

Francisco mediador reconocido entre Cuba y EEUU

Francisco mediador reconocido entre Cuba y EEUU

IV-minilogoUna reflexión de Antonio Duato sobre el acuerdo hecho público ayer.

E l papa tiene en su escudo dos palabras: misericordia y elección (miserendo atque eligendo). Su intervención en la histórica caída del muro del Caribe creo que son una prueba de que las dos cualidades (corazón en su forma de mirar la realidad y sabiduría en la elección de los medios de actuar para transformarla) están determinando todo el pontificado del papa Francisco.

Ya los papas anteriores se habían abierto a Cuba, pero en Francisco parece que ha primado el romper el bloqueo que atenazaba a los cubanos para aliviar la situación de pobreza de estos sobre el deseo de conseguir medios y visibilidad para la Iglesia católica. Estos días se habla de que un éxito del papa Benedicto, que celebró su 81º cumpleaños en la Casa Blanca, fue conseguir que Cuba se hiciera oficialmente festivo el viernes santo. Francisco ha demostrado estar más atento al sufrimiento del pueblo que a la exaltación de la Iglesia.

Pero si la inteligencia cordial de Francisco está fuera de duda, lo que a veces muchos hemos temido es que no la acompañase también una inteligencia astuta para encontrar los medios con que llegar a ser efectivo en la resolución de los problemas. La astucia dirigió al papa Roncalli a elegir el proyecto de un concilio ecuménico y a defender la libertad en el seno del mismo como estrategia fundamental para cambios de la Iglesia y, en cascada, en la sociedad. Pero creo también que en Francisco, a pesar de fallos aparentes que pudieron aparecer en los primeros momentos, está brillando una extraordinaria sabiduría en el cómo elegir y cómo hacer las cosas.

PAROLIN-TVY una de las más sabias elecciones de Francisco, a mi parecer, fue la de poner al frente de la diplomacia vaticana y del futuro gobierno colegial de la Iglesia, que está remodelando, a una persona como Pietro Parolin. De origen humilde, sencillo, discreto, joven (aún no llega a los 60 años), inteligentísimo y alejado de todas las rencillas vaticanas, Parolin va demostrando tener un corazón y una habilidad que le van a ser muy necesarias al papa de la misericordia. Y este éxito de ayer no va a ser único. Su lenguaje corporal, como hoy se dice al rostro y actitud, en aquel discurso en que Hugo Chaves arremetió contra el cardenal venezolano Urosa, a la vez que se declaraba seguidor de Cristo, me impresionaron en su día, sin presentir hace cuatro años a dónde iba a llegar ese desconocido nuncio. Hace dos semanas dirigió a periodistas un importante discurso sobre el diálogo.

Si es verdad que el papa Wojtyla pudo ser pieza clave en la caída del bloque socialista, su acción se mantuvo en secreto –M. Politi y C. Bernstein revelaron muchos datos sobre ello en su libro de 1996–, y consistió más en el debilitamiento de una parte que en el diálogo y, desde luego, no llegó a obtener el reconocimiento público y oficial que ha obtenido en este caso la mediación del papa Francisco. La mediación de Francisco se ha desarrollado con discreción pero ha sido reconocida públicamente por las dos partes, junto con la del gobierno de Canadá.

Y, sobre todo, no creo que Francisco se haya comprometido con esta acción con contraprestaciones que frenen el impulso por la justicia contra la opresión mundial que produce el sistema económico neoliberal. Faltan pocos días para que se conozca el texto completo del mensaje del papa en el día de la Paz, el 1 de enero, que este año será sobre cómo la esclavitud sigue hoy siendo propiciada y camuflada por muchas formas que derivan del sistema económico imperante.

Cristianismo de baja intensidad

Cristianismo de baja intensidad

XIMO2
Joaquín García Roca pertenece al Consejo de Dirección de Iglesia Viva desde 1977. Ver sus artículos 

¡Si, han leído bien, quédense con este eslogan! Empieza a moverse  por todos los círculos religiosos y laicos que pretenden socavar el proyecto del papa Francisco. El eslogan se ha oficializado en la última Conferencia  General del Episcopado italiano, celebrada el mes de noviembre. Al inicio de la Asamblea, los obispos le encomendaron a su sociólogo de referencia, Luca Diotallevi, una ponencia con el titulo Hacia un catolicismo de baja intensidad. Una contribución sociológica para la situación italiana” Con referencias veladas, quería ser un análisis de la situación actual de la Iglesia bajo el efecto Francisco.  El auge religioso, que se supone acompaña al pontificado de Francisco según el sociólogo, se construye sobre la destrucción del cristianismo confesional y sobre la religión de baja intensidad, que concede al consumidor religioso la capacidad de elegir entre las ofertas religiosas. Bastará que las autoridades religiosas rebajen las propias pretensiones normativas, flexibilicen sus convicciones y muestren gran indulgencia para disponer de un futuro prometedor y un discreto liderazgo. Prueba de que se ha entrado en esta deriva, según el sociólogo, es la renuncia a la doctrina tradicional sobre el sacramento del matrimonio para apostar por alusiones genéricas a la familia. Incluso la crisis del clero  es el resultado de un cristianismo de baja intensidad.
Según este diagnóstico, la Iglesia a consecuencia del proyecto de Francisco, padece el síndrome de la relajación, que liquida sus firmes convicciones y renuncia al carácter misionero y martirial, que habría caracterizado a los dos anteriores pontificados.  Para dicho sociólogo y para el coro de cardenales y obispos italianos que asentían complacidos, la tesis les confirmaba en su rechazo al pontificado de Francisco,

 

Para muchos de ellos, invocar la misericordia es abrirse a la siempre perversa tolerancia y abandonar la santa intolerancia; apostar por el diálogo es perder la identidad, renunciar al poder es debilitar las instituciones eclesiásticas. El eslogan es tan potente que en torno a él se han convocado cardenales y obispos otrora obedientes al Papa y ahora descreídos,  movimientos eclesiales conservadores que confundieron el deseo de Dios con sus intereses orgánicos, institutos de opinión que incubaron sus ideologías con ropajes religiosos.

 

La tesis de una “low intensity religion” viene proclamándose desde hace décadas por parte de la sociología americana para explicarse el éxito de los pentecostales, los carismáticos y la New Age, mucho antes de que llegara Francisco. Incluso puede afirmarse que los pontificados anteriores pretendieron afrontarla, al parecer con poco éxito.

 

¿Realmente lleva el diálogo a la acomodación, como reprochan al papa Francisco  o es el diálogo la señal de identidad de la comunidad de Jesús? Se es católico en la medida que se es capaz de descubrir las “semillas del Verbo”, que existen en otras historias, en otras tradiciones, en otras religiones. Como expresó el Concilio “la Iglesia… no está ligada de una manera exclusiva e indisoluble a ninguna raza o nación, a ningún género de vida particular, a ninguna costumbre antigua o reciente… Puede entrar en comunión con las diversas civilizaciones. De ahí el enriquecimiento que resulta, así para ella como para cada cultura” (GS 58) Sólo cabe descubrir sus signos y señales en diálogo con todos, ya que no somos sus dueños ni sus propietarios.

 

Como sociólogo de la cultura tengo más razones para creer que hoy triunfa más la dictadura de lo fuerte y de lo violento, que la propuesta por la ternura y por la paz.  Basta acercarse a los estadios de fútbol, a los telediarios, a las tertulias y a los programas de mayor éxito  par observar que la ternura y la misericordia, predicada por Francisco, es anticultural. La violencia es la ideología dominante, mientras que la ternura es la convicción de los perdedores. El sociólogo haría bien en advertir que lo débil, lo tierno, lo insignificante y la tolerancia venden menos que la violencia, el fanatismo o la maldad. Quien nombre el diálogo no ganará unas elecciones. El discurso y las prácticas de Francisco no son acomodaticias sino profundamente anticulturales, a causa de su calidad evangélica. Basta atender a los índices de audiencia para ver que la apuesta por la tolerancia, la compasión o la misericordia no es lo que triunfa en el mercado. Asi lo ha entendido el cineasta Ridley Scott, que estas fiestas navideñas, llena los cines para ver “Exodus”, que presenta a un Dios guerrero con la mano de hierro, vengativo, iracundo, salvaje y fanático, al que no importan los daños colaterales que causa en el pueblo egipcio Un papa preocupado por decirle a la gente lo que le gusta escuchar, tengo serias dudas que le ofreciera la película de Roberto Rossellini “Francisco, juglar de Dios”. El éxito mundano hoy cae de parte de los fundamentalistas, de los que venden certezas, de los autoritarios.

 

En ciertos sectores, se le critica a Francisco que renuncie a la ortodoxia y a la pastoral y moral consecuentes con ese dogma para recibir el aplauso del mundo. A mi entender, sucede más bien lo contrario, ningún pontífice ha incomodado tanto a los poderes de este mundo como Francisco en su posicionamiento contra el sistema capitalista, “que es radicalmente injusto” (EG 59), contra “el fetichismo del dinero, que mata” (EG 55), contra “la absoluta autonomía del mercado y la especulación financiera (EG 56), contra la vergüenza migratoria y contra el Estado Islámico y quienes lo han promovido, pues sus crímenes no deben recaer sobre el Islam como otros querrían. Ningún pontífice ha incomodado tanto a los clérigos satisfechos como Francisco al denunciar a los falsos pastores y a los encubridores. No se le puede acusar de relativismo ni  de tibieza ni de abaratamiento de las exigencias evangélicas.

 

Un comentarista español añade para que no exista duda que  “Benedicto XVI, al contrario, quiso preparar a la Iglesia para que perdiera el miedo a ser minoría e incluso a sufrir el martirio. Ahora las cosas son distintas. Parece que se aspira a convertir la Iglesia en una religión de baja intensidad mucho más aplaudida y menos influyente porque no tiene nada que decir que no sea lo que todos dicen y aplauden. Entre una Iglesia aplaudida porque renuncia a la ortodoxia y a la ortopraxis y una Iglesia perseguida porque imita al Crucificado, yo escojo la segunda”

 

Subyace en esta crítica la idea radicalmente falsa de que una opción pastoral basada en la misericordia abandona el coraje para hacer frente a los conflictos de este mundo. ¿Acaso invitar a “salir al encuentro”, como hace Francisco, significa abandonar la tradición propia, o más bien la tradición se ha construido por los sucesivos encuentros del evangelio de Jesús con el espíritu de cada  tiempo? Decir que la Iglesia es un “hospital de campaña” no significa negar su condición de Misterio, sino indicar que el mayor misterio consiste en realizarse como curación. La misericordia no es gracia barata como bien saben los que se han sentido perdonados alguna vez.

 

Los ejércitos son visibles, las paredes son visibles, los templos son visibles, los muros son visibles, las tiaras son visibles pero también son visibles el amor, la confianza, la bondad, la túnica ligera, la compasión. Y como solicitaba el Concilio “ la Iglesia renunciará al ejercicio de ciertos derechos legítimamente adquiridos tan pronto como conste que su uso puede empañar la pureza de su testimonio o las nuevas condiciones de vida exijan otra disposición”  (GS 76)

 

El análisis sociológico no puede dar soporte empírico ni argumento serio que permita atribuir la baja intensidad al factor Francisco. Más bien al contrario, fue el monopolio católico y la intolerancia quien vació los templos y produjo la crisis de las vocaciones. El fundador del fascismo italiano, Benito MUSSOLINI, lo expresó inequívocamente a su Ministro de Asuntos Exteriores: “¡Yo soy católico y anticristiano!” Para su proyecto político antidemocrático y totalitario necesitaba del catolicismo pero rechazaba el cristianismo como aliento profético capaz de denunciar los comportamientos antihumanos del fascismo y estimar lo que el fascismo desestimaba. Aquello sí que era  “mundanidad”, era acomodo, era arrogancia, era imposición, justo lo que convirtió el cristianismo en una religión de baja intensidad.

 

Los templos se vaciaron antes de llegar Francisco cuando se tronaba desde los púlpitos. Los seminarios se cerraron a causa de un modelo periclitado de vivir la vocación antes de llegar Francisco, el descrédito no llegó con Francisco sino cuando la Iglesia se contagió del poder mundano. Eso es  justo lo que hizo que Francisco fuera esperado y deseado por el pueblo fiel. En lugar de una Iglesia de baja intensidad, es él quien nos regala una Iglesia de alta intensidad evangélica.

 

[Traducción del valenciano del artículo que se publicará en breve en la revista Cresol de Valencia]

Las nuevas luchas de liberación en Latinoamérica

Las nuevas luchas de liberación en Latinoamérica

IV-minilogoCuando muchos creían que la teología de liberación estaba muerta, la conciencia de los nuevos tipos de explotación está despertándose en Latinoamérica. Y esta vez con dos características nuevas: Primero: unión de las diversas confesiones y religiones. Segundo: identificación del enemigo común en el sistema neoliberal globalizado que se apodera de la opinión pública y de los gobiernos con la promesa de inmensas riquezas que después llegan solo a muy pocos. Lo que se dice en esta declaración de 65 asociaciones y movimientos coincide con la denuncia que hizo hace poco Ernesto Cardenal del “gran negocio” desvastador del nuevo Canal de Nicaragua.

 

Declaración Final del II Encuentro Latinoamericano sobre Iglesias y Minería

    Recogiendo las preocupaciones e iniciativas de diversas comunidades e Iglesias locales a lo largo del continente, sobre el incremento de las agresiones a la vida y los Bienes Comunes derivadas del modelo extractivo, hombres y mujeres de fe, provenientes de diversas congregaciones y confesiones religiosas de 13 países de América Latina y el Caribe, inspirados en la Dimensión Social y Profética del Evangelio y acogidos por la Conferencia de Obispos del Brasil, compartimos las reflexiones, valoraciones y compromisos que hemos asumido a lo largo del II Encuentro Latinoamericano sobre Iglesias y Minería, celebrado en Brasilia del 2 al 5 de Diciembre del año 2014.
Red Muqui

Con gozo y esperanza, hombres y mujeres de fe, provenientes de diversas congregaciones y confesiones religiosas de 13 países de América Latina y el Caribe, inspirados en la Dimensión Social y Profética del Evangelio y acogidos por la Conferencia de Obispos del Brasil, compartimos las reflexiones, valoraciones y compromisos que hemos asumido a lo largo del II Encuentro Latinoamericano sobre Iglesias y Minería, celebrado en Brasilia del 2 al 5 de Diciembre del año 2014.

Recogiendo las preocupaciones e iniciativas de diversas comunidades e Iglesias locales a lo largo del continente, sobre el incremento de las agresiones a la vida y los Bienes Comunes derivadas del modelo extractivo, y en continuidad con el I encuentro sobre Iglesias y Minería realizado en el 2013 en Lima, Perú, nos hemos reunido para reflexionar, compartir, celebrar y generar caminos que nos permitan, en fidelidad al evangelio de Jesucristo, acompañar de manera articulada a los pueblos de nuestra América Latina que se sienten amenazados y condenados a la destrucción de sus medios de vida y a la negación de un futuro posible, en abierta contradicción y tensión del proyecto de vida proclamado por la visión cristiana del mundo.

A lo largo de estos días hemos reafirmado como la imposición del modelo extractivo, promovido por las grandes corporaciones, las economías globales y con la complacencia de quienes gobiernan nuestros Estados Nacionales, lejos de contribuir al bienestar de todos y todas, incrementa las desigualdades, las violaciones a Derechos Humanos individuales y colectivos, la división de la familia Latinoamericana y de nuestras comunidades, la destrucción de zonas privilegiadas por su riqueza de bienes naturales y la diversidad biológica de nuestro continente.

Con tristeza reconocemos como junto a las graves violaciones a los Derechos Fundamentales de los pueblos de nuestra América, se ha agudizado la crisis ecológica causada por un modo de vida consumista y mercantilista de bienes y un modelo extractivo que no reconoce ni respeta los límites de nuestro planeta y que, además de fragmentarlo y acelerar su degradación y vulnerabilidad, está convirtiendo en mercancías los territorios de nuestros pueblos originarios, los minerales, la biodiversidad, los combustibles fósiles y el gas natural, la energía del viento, del agua y del sol y demás Bienes Naturales.

Todo esto, nuestro Dios Creador nos entregó para el sustento de la vida, así como para su disfrute y bienestar colectivo, y no para el enriquecimiento desmedido, que desconoce los derechos colectivos que compartimos entre todos los seres humanos que habitamos este planeta, en este momento histórico, así como también la responsabilidad solidaria de entregar a nuestras futuras generaciones un mundo mejor, como el que recibimos.

La valiosa diversidad cultural de los pueblos de América, con cosmovisiones respetuosas y armónicas hacia la Madre Naturaleza, se encuentra gravemente amenazada por la imposición de este modelo que acapara los territorios a cualquier costo y se convierte en un proceso activo de despojo, que atropella a quienes se resisten a él, con mecanismos que van desde las amenazas, la persecución, la cooptación, la criminalización, la judicialización y hasta el asesinato de líderes comunitarios, defensores y pastores que acompañan estas luchas.

Los medios de comunicación comerciales contribuyen a la promoción de la falsedad de este modelo, seduciendo a la población con promesas que no son cumplidas, ya que, como expresión extrema del modelo neoliberal, su objetivo es la acumulación de capitales y no la distribución equitativa de bienes.

Compartimos con alegría como diversos sectores y líderes de las Iglesias Cristianas hemos asumido la misión profética de acompañar a las comunidades y personas que defienden la Creación, la Vida y el Derecho frente al modelo extractivo, como una forma concreta de fidelidad a nuestra misión eclesial en estos momentos de la historia.

Confiamos y esperamos que cada vez más nuestras Iglesias, desde las bases, hasta las jerarquías, asuman posiciones consecuentes frente a la problemática generada por este modelo extractivo y depredador de Recursos, tal y como se reconoció en el documento de Aparecida”…hay una explotación irracional que va dejando una estela de dilapidación, e incluso de muerte, por toda nuestra región” (DA 43).

Frente a esta realidad, nos definimos como una articulación de personas y organizaciones religiosas, con espíritu ecuménico e interreligioso, que en fidelidad a nuestra opción por los empobrecidos e empobrecidas, luchamos a favor de la Vida y los Bienes de la Creación.

En relación con las comunidades, reafirmamos nuestro compromiso de trabajo con las bases expresado en intercambios de saberes y conocimientos, estrategias de protección, defensa y solidaridad, acompañamiento en la generación y presentación de acciones de denuncia local, nacional e internacional, entre otras.

Queremos profundizar una mística que anime nuestro actuar, nos permita construir propuestas de acción y nos ayude a avanzar en nuestras reflexiones y lecturas teológicas.

Nos comprometemos a continuar promoviendo la articulación internacional para el dialogo, la incidencia y la denuncia, en coordinación con otros actores religiosos tales como: Franciscans International, Vivat International, Mercy International, la Red Cidse, la Red Eclesial Pan Amazónica, el Pontificio Consejo de Justicia y Paz, así como también con otros actores sociales como el Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina y diversas expresiones sociales con que compartimos propósitos y visiones a lo largo del continente.

Que la Mística y el espíritu de hermandad que ha caracterizado este encuentro nos animen a asumir con mayores energías la misión profética y la responsabilidad colectiva en el cuidado de la vida y de los Bienes Comunes.

Brasilia, 5 de Diciembre de 2014.

Para contactarnos y conocer nuestras propuestas concretas: iglesiaymineria@gmail.com

  • Ação Franciscana de Ecologia e Solidariedade – AFES –
  • Agenda Latinoamericana Mundial
  • Amerindia Colombia y Continental
  • Associação Ecumênica de Teólogos/as do Terceiro Mundo – ASETT –
  • Associação Madre Cabrini, Irmãs Missionárias do Sagrado Coração de Jesus – Brasil
  • Caritas de El Salvador, El Salvador
  • Caritas Jaén, Perú
  • Centro de Ecología y Pueblos Andinos -CEPA- Oruro Bolivia
  • Centro de Justicia y Equidad -CEJUE- Puno, Perú
  • Centro Franciscano de Defesa dos Direitos, Brasil
  • Claretianos San José del Sur, Uruguay, Paraguay y Chile
  • Coalición Ecuménica por el Cuidado de la Creación, Chile.
  • Consejo Latinoamericano de Iglesias – CLAI-
  • Consejo Mundial de Iglesias, Justicia Climática -CMI-
  • Conselho Indigenista Missionário -Brasil-
  • Coordinación Continental de Comunidades Eclesiales de Base
  • Comissão Verbita, JUPIC- Amazonía.
  • Comitê em Defesa dos Territórios frente à Mineração, Brasil.
  • Comunidades Construyendo Paz en los Territorios – Fe y Política -Conpaz- Colombia.
  • Conferencia Nacional dos Bispos do Brasil -CNBB-
  • Comisión Intereclesial Justicia y Paz -Colombia-
  • Comissão Pastoral da Terra -CPT- Brasil.
  • Comunidades de Vida Cristiana -CVX-
  • Comunidades Eclesiales de Base, Colectivo Sumaj Kausay, Cajamarca, Argentina.
  • Coordinación Continental de Comunidades Eclesiales de Base.
  • Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, Perú.
  • CPT Diocese de Óbidos, Pará, Brasil.
  • Departamento de Justicia y Solidaridad de la Conferencia Episcopal Latinoamericana – DEJUSOL, CELAM.
  • Derechos Humanos Sin Fronteras, Perú.
  • Derechos Humanos y Medio Ambiente de Puno -DEHUMA-, Perú
  • Diálogo Intereclesial por la Paz en Colombia, DIPAZ, Colombia
  • Diocesis de Copiapó- Alto del Carmen – Chile
  • Diocese de Itabira- Fabriciano Minas Gerais, Brasil
  • Dirección Diocesana Cáritas de Choluteca, Honduras
  • Equipe de Articulação e Assessoria as Comunidades Negras do Vale do Ribeira, EAACONE, Brasil.
  • Equipo Investigación Ecoteología, Universidad Javeriana, Bogotá.
  • Equipo Nacional de Pastoral Aborigen, ENDEPA, Argentina.
  • Franciscans International.
  • Hermanas de la Misericordia de las Américas, Argentina.
  • Iglesia Evangélica Presbiteriana de Chigüinto, Chile.
  • Irmãos da Misericórdia das Américas Juventude Franciscana do Brasil – JUFRA-
  • Justiça, Paz e Integridade da Criação Verbitas – JUPIC SVD – Província BRN
  • Mercy International
  • Mesa Ecoteológica Interreligiosa de Bogotá D.C. – MESETI –
  • Misioneros Claretianos Centro América y San José del Sur, Argentina
  • Misioneros Combonianos, Brasil e Ecuador
  • Movimento dos Atingidos por Barragens no Vale do Ribeira -MOAB- Brasil.
  • Observatorio de Conflictos Mineros de América Latina -OCMAL-
  • Oficina de JPIC OFM, Roma.
  • Oficina de JPIC Sociedad Misionera San Columbano, Chile
  • Orden Franciscana Seglar, Uruguay
  • Organización de Familias de Pasta de Conchos, México
  • Pastoral de Cuidado de la Infancia, Bolivia
  • Pastoral Indígena, Ecuador
  • Pastoral Indigenista de Roraima -Brasil-
  • Pastoral Social Cáritas Oruro, Bolivia
  • Pastoral Social Diócesis de Duitama Sogamoso, Boyacá, Colombia
  • Pastoral Social Diócesis de Pasto, Nariño, Colombia
  • Radio el Progreso Yoro-ERIC- Honduras
  • Red de Educación Popular de América Latina y el Caribe de las Religiosas del Sagrado Corazón
  • Rede de Solidariedade Missionárias Servas do Espírito Santo, Brasil
  • Red Muqui, Perú
  • Red Regional Agua Desarrollo y Democracia, Piura, Perú
  • Secretariado Diocesano de Pastoral Social, Garzón Huila, Colombia.
  • Servicio Interfranciscano de Justicia, Paz y Ecología -SINFRAJUPE-, Brasil.
  • Servicio Internacional Cristiano de Solidaridad con América Latina, Oscar Romero, -SICSAL-
  • Servicios Koinonia
  • Vicaría de la Solidaridad, Oficina de Derechos Humanos, Jaén, Perú.
  • Vicariato Apostólico San Francisco Javier, Jaén, Perú.
  • Vivat International.

 

iviva.org para una Iglesia Viva más cercana

iviva.org para una Iglesia Viva más cercana

IV-minilogoLo que empezó siendo hace casi cincuenta años una revista en papel para luchar contra el nacionalcatolicismo y difundir en España las ideas del Vaticano II, aspira hoy, sin renunciar a sus fines fundacionales, ser un medio de comunicación más cercano al hombre y a la mujer de hoy para sostener las propuestas básicas del papa Francisco: una Iglesia renovada y un mundo globalizado en el respeto a la dignidad de toda persona, en el que el sistema económico no esclavice y mate la vida.

La vida monacal a debate

La vida monacal a debate

260-00 PORTADA

¿Para qué sirven los monjes y monjas? ¿Es la vida monacal una mera reliquia del pasado? ¿Puede un monasterio tener un influjo social y político en el mundo de hoy? ¿Se puede desde un monasterio ayudar a construir un mundo más justo y fraterno en este mundo?
Aunque haya casos esporádicos de monjes y monjas que salen en los medios, la vida de estas personas sigue siendo un misterio para la mayoría. IGLESIA VIVA se ha cuestionado en su número 260 la dimensión social y política de vida monacal. Y para ello ha dado la palabra a esas personas. Un benedictino brasileño, Marcelo Barros, el prior de Poblet, Lluc Torcal y unas monjas trinitarias de Cantabria nos responden sorprendentemente a esas preguntas.
Pero en dicho número hay más cosas.
Descúbrelas en

ÚLTIMO NÚMERO PUBLICADO

Movilización ciudadana responsable

Movilización ciudadana responsable

259-00 PORTADAEste es el título del último número de Iglesia Viva, correspondiente a los meses de julio a septiembre de 2014.
Es una reflexión profunda sobre cómo conseguir pasar de la movilización indignada a la organización eficaz sin caer en los defectos de los viejos partidos y movimientos sociales tradicionales.
El problema sigue estando en cómo mantener la concienciación y movilización popular y cómo proporcionarle responsablemente cauces políticos nuevos para que todo esto no degenere en mayor frustración y en la apatía individualista del ‘¡Sálvese quien pueda!’.
En este contexto IGLESIA VIVA presenta en este número tres estudios que, a tenor del clima social de creciente insatisfacción y protesta, reflexionan sobre las respuestas populares capaces de convertir este malestar en una verdadera alternativa política.
Y después otros muchos materiales cuyo esquema puedes consultar en

ÚLTIMO NÚMERO PUBLICADO